jueves, abril 05, 2007

Vidas que están allí

¿Y qué de esas vidas que pasan a nuestro lado, con rostros cansados, decepciones a cuestas y violencia latente...? ¿Qué hubo antes de este harapiento presente? Arrastrando sus extrañas pertenencias y un dejo de dignidad, el alcohol sosiega la mayoría de sus días, aplacando recuerdos de hogares desmembrados, hijos que se fueron y parejas sin paradero. Mientras, todos seguimos nuestra rutina, esperando no ser "molestados" y hasta llegando a esquivar estas situaciones.

¿Qué hay en nosotros para que huyamos atemorizados pero a la vez nos lamentemos por la situación de esta gente? A veces el desequilibrio mental, a veces la tristeza del abandono, y a veces la extraña y amenazante certeza de que en este vida de ruleta rusa, podríamos ser nosotros y no ellos.

Son vidas muertas, que siguen allí por la inercia de nuestros tiempos, donde cada quien se ocupa de sí mismo. ¿Qué es lo que sigue? ¿Cuál es la parte que nos toca ahora?

4 comentarios:

vinilica dijo...

yo cambiaría tu pregunta

¿Qué hay en nosotros para que huyamos atemorizados pero a la vez nos lamentemos por la situación de esta gente?

¿Qué NO hay en nosotros?

reacción dijo...

hola, creo que hay un poco exceso de miedo y bondad insuficiente, al menos en mi caso. Lo cual no me califica para ser una buena o mala persona, tan sólo una persona común.

Pero el miedo si bien es una reacción a lo que se desconoce, también es una acción de supervivencia. Y creo que ahí comienza un juego de instintos, el de supervivencia y el sentimiento de compasión.

Hay un inconsciente colectivo que nos dirige inexplicablemente a la soledad, y allí, recién allí tal vez comprendamos lo que hay en esas situaciones de vida.

Hoy no, hoy no tengo la fuerza para querer cambiarlo.

Piyuj dijo...

Es medio dificil cambiar tambien esa actitud, cuando uno intenta superar esas barreras que suele poner y de la otra persona no se recive la mejor respuesta, es dificl tambien ayudar sin ser o parecer que no lo haces por la persona sino para no sentirte culpable. Yo trato de tratar a toda la gente igual, ni mas ni menos, yo creo que eso es lo que me gustaria que hiciesen por mi si un dia me ven pasando a su lado como describis vos en el post.

Saludos

reacción dijo...

Es evidente que cuando me puse a escribir este tema (que hace semanas me viene dando vueltas) no lo hice con mi lado más humanitario, más bien con el más temeroso e ignorante. Y eso tal vez suene feo pero fue mi realidad de esos días :\.

Pero quiero ser claro en algo, no soy el Papa (y menos esté je) pero tampoco el Goyo y hay muchas formas de ayudar, algunas las tomamos otras no, no todos servimos para todo. Sin embargo me veo a mí mismo como un tipo de persona que se repite en nuestra sociedad, cansado de los engaños, los cuentos del tío, las violaciones, homicidios y todo lo demás, y tal vez equivocadamente he creado un estereotipo difícil de quitar de mi mente: calle = violencia, cuando en realidad no todo tiene por qué ser tan así.

Esta "precaución" es una culpa compartida, mía por generar el prejuicio y, sin dudas, de esta vida que a veces pienso que va en franca picada. Y eso termina matando la vida en sí.

un saludo