viernes, febrero 04, 2005

imposible

Me prohibieron soñar. Me lo dijeron, y yo lo sentí como verdadero. Los pies en tierra para soñar despierto.

Pero cómo no soñar, si enfrente apareciste vos, que me cobijaste bajo tu dulzura. Sentí tu apoyo y preocupación en cada frase. Tu alegría en cada sonrisa fresca y vital. Cómo no creer entonces que las cosas posibles sólo son de aquellos que intentan las imposibles.

Sí, tu vuelo es el mío, y mi ruta es la tuya.
Me hiciste notar que la vida no es vida si no la vivimos y no nos hacemos merecedores de ella con nuestros actos.

Me despertaste a tiempo, pero sólo para dejarme soñar de nuevo con vos.

1 comentarios:

M o R N o X dijo...

Muy bueno, la cosa es que te despertaron, vistes el mundo..no cierres más los ojos. Soñar esta bien, pero no siempre en lo mismo..sino, te pierdes muchas otras cosas.

Suerte.