domingo, enero 01, 2006

negarlo es no disfrutarlo

Hace poco más de una semana que las cosas se ven distinto. Un poco, no han cambiado sustancialmente su significado, pero tienen un plus, un algo que parece que las hiciera más disfrutables.

Llegaste a mí con total imprevisión y hasta ahora no has hecho más que alegrarme una parte de mí que yacía olvidada. Ya te lo dije, la palabra amor adquirió un nuevo significado para mí. Un nuevo y hermoso significado: Vos.

Con tu mirada alegre y tierna los vientos se tornan suaves brisas, y recorrer tu cuerpo suave es como estar en un manto de arena cálida.

No siento la necesidad de "ser otro" como últimamente nuestra sociedad nos adiestra. Los miedos dejan de latir y sucumben ante tu amor, y yo me entrego a tus brazos.
No me importa a dónde me lleves si sos vos la que me lleve ahí.

Entonces no puedo, no voy a negar lo que siento, que no es otra cosa que amor. Porque todavía me parece poco creíble lo que está pasando con nosotros (me encanta poder decir nosotros y que ese nosotros hable por sí mismo de vos y yo). Pero tengo que creerlo, porque tus caricias, tus besos, tu respeto, están ahí y son tan reales y hermosos como lo es dormir a tu lado.

No sé que es lo que deparará esta historia, y yo siempre fui de mirar muy rápido hacia adelante (vaya si me habrá costado heridas eso), pero ahora no miro tan lejos. Porque tengo una verdadera razón para mirar a mi lado, disfrutar de tu compañia.

"yo siempre fui"... ¿ será que nació un nuevo yo ?

Y después me quieren convencer de que el amor es una ciencia exacta...

3 comentarios:

vinilica dijo...

vale envidiar en un blog? :/

reacción dijo...

pah! gracias por tus comentarios, este y el anterior que "pegó justito en el clavo".

Anónimo dijo...

Vinilica... Envidiá tranquila. Lo único que te digo es que siempre llega, siempre llega...